ALIMENTOS CON CORAZÓN

Sin lugar a dudas, incorporar una dieta saludable a mi vida ha sido clave para poder seguir adelante después del infarto. He leído mucho sobre los alimentos que nos ayudan a cuidar el corazón. En esas lecturas he hallado datos sorprendentes sobre los alimentos que me han recomendado los especialistas en salud cardiovascular y nutrición.

Antes de pasar al detalle, considero importante compartir el primer gran consejo que he recibido de los médicos sobre comida saludable: debemos consumir los alimentos en su forma más natural posible. Es decir, debemos huir de la comida procesada industrialmente, cargada de sales, azúcares y otros aditivos.

  • Estos son los alimentos que nos ayudan a ponerle más corazón a nuestras vidas:
  • Frutos secos: estudios nutricionales revelan que comer avellanas, nueces y almendras reduce el nivel de colesterol alto, la hipertensión y la glucosa, debido a que son ricas en oligoelementos y polifenoles, además de contener minerales como el zinc, magnesio, cobre y selenio. Los frutos secos ayudan a fortalecer los vasos sanguíneos. ¿La cantidad? Los expertos afirman que la dosis recomendada es de 25 gramos al día, cinco veces a la semana. Y, como dije antes, conviene consumirlos sin sal ni aceites, preferiblemente horneados o tostados.
  • Salmón: es rico en ácidos grasos Omega-3, los cuales ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Las grasas Salmón saludablebuenas del salmón favorecen el sistema circulatorio y por ende ayudan a reparar los tejidos blandos y a bajar la presión arterial. Además, ayuda a prevenir el endurecimiento de las arterías, una de las causas de los ataques al corazón. ¿Cantidad? Dos raciones a la semana están bien para comenzar.
  • Legumbres: en una dieta equilibrada se deben incluir los fríjoles, los garbanzos y las lentejas. Pero conviene tener en cuenta que su preparación debe ser lo más sana posible. Así que cuando piense en fríjoles no crea que nos referimos a aquellos que se preparan con grasa animal, generalmente de cerdo, o de los que se acompañan con chorizo y otros embutidos. Las legumbres son una fuente de fibra soluble que ayuda a reducir el colesterol. ¿Cantidad? Por lo menos un par de días a la semana.
  • Chocolate Oscuro: el consumo de chocolate oscuro ayuda a diluir la sangre, gracias a su alto contenido en flavonoides. Aquí, al igual que con los frijoles, no debemos pensar que me refiero a esos bombones de chocolate rellenos con cremas exquisitas y licores. El chocolate que es beneficioso para nuestro corazón es aquel que posee más del 70% de cacao, un dato que se puede consultar en el empaque. ¿Cantidad? Aunque sea bueno para nuestro corazón no debemos abusar de su consumo. Dos trozos pequeños al día son suficientes.
  • Aguacate: es otro alimento que ayuda a preservar nuestra salud cardiovascular por su alto contenido en grasa monoinsaturada, la cual favorece la eliminación del colesterol malo.

Otros alimentos ricos en ácidos Omega-3 y por tanto buenos para el corazón son: las semillas de linaza o lino (30 gramos diarios), el brócoli, la col rizada, las espinacas y el aceite de oliva.

Como siempre, es importante recordar que la dieta saludable se debe acompañar con buenos hábitos como el deporte moderado, a la vez que evitar el consumo de tabaco y alcohol.

COMIDA-CON-CORAZÓN